Vaping para dejar de fumar

Actualizado: ene 11

La gran alternativa que cada vez toma más popularidad para dejar los cigarros convencionales es el “vaping” el método que promete que dejarás de fumar. Este método consiste en inhalar vapor originado a partir de calentar líquido químico que contiene nicotina, en ocasiones saborizante y otras sustancias tóxicas originadas a partir de este calentamiento.

El vaping, ya sea mediante cigarro electrónico u otro dispositivo para esta actividad, se observa cada vez más entre adolescentes, jóvenes y adultos. Además de los riesgos que representa para la salud y para el bolsillo, se ha convertido en una moda en la que se considera que el vaping es la última tendencia para ser aceptado por ser innovador y pertenecer a un estatus social alto.

Refirma entre ellos la falsa creencia de que el vaping para dejar de fumar, es la mejor opción que pudieron encontrar ya que no representa ningún esfuerzo, suministra poco a poco nicotina para “poder dejarla”, al tener más opciones respecto a sabores creen que será más fácil dejar el vicio y sobre todo desean vivir la experiencia del vaping para controlar la adicción a la nicotina y de esa manera lograr su objetivo.


Sin embargo, será verdad esta creencia: Vaping para dejar de fumar o Vaping ¿para dejar de fumar? Se ha observado que las alertas a los riesgos de la salud debido al vaping van en aumento; se ocasiona, igual que con el cigarro convencional, daño a los pulmones, daño en las vías respiratorias, reforzamiento de la adicción, además del consumo de sustancias tóxicas, entre ellas la nicotina altamente adictiva, que en su momento se consideraba que con el vaping no sucedía.


Al elegir vaping para dejar de fumar se toma una decisión errónea y no se llega a este objetivo, se continúa, y en ocasiones se inicia, con la adicción a la nicotina y a las sustancias tóxicas que de la vaporización se desprenden, ya que esta vaporización no proviene del agua, surge del calentamiento del líquido químico en los contenedores para el vaping, que está formado por nicotina, sustancias tóxicas y saborizantes.


Otro riesgo al que se enfrenta quien practica el vaping es el que se corre con el uso del equipo, ya que el principio de su funcionamiento es el calor para producir vapor, esto sucede por medio de baterías. Por lo tanto, existe la posibilidad del sobrecalentamiento de las baterías, resistencias, accesorios y del mismo equipo o dispositivo.


El usuario no toma en cuenta estos riesgos, riesgos que en el menor de los casos ocasiona que el equipo deje de funcionar y se gaste nuevamente en la adquisición de uno nuevo.


Toma en cuenta que el vaping para dejar de fumar no es la mejor opción, es un engaño para seguir con la adicción y hacer creer al fumador, que desea dejar el vicio, que va por buen camino para lograrlo con una herramienta que representa poco esfuerzo, pero mucho daño a tu salud y bolsillo. Decídete a dejar de fumar y opta por una opción real y definitiva. Recuerda que estamos para apoyarte.

6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo