Metales pesados en el vaping

Actualizado: ene 11

Hasta el momento el vaping se ha popularizado como la alternativa “saludable”para dejar de fumar, se cree que la nicotina que se encuentra en el vapor de esta práctica es menor que la que se encuentra en los cigarros tradicionales, por lo que su práctica se ha vuelto hasta cierto punto aceptada entre jóvenes y adultos.


Sin embargo,esa atención a la supuesta menor cantidad de nicotina en el vaping ha dejado de lado, incluso han pasado desapercibidos, metales pesados en el vaping igual de dañinos o más que la misma nicotina; son elementos que no sólo se encuentran en los líquidos para el vaping sino que se producen de los componentes que calientan las sustancias para crear el vapor.


Es sabido que el consumo de sustancias tóxicas puede conducir a escenarios difíciles e incluso llegar a la muerte;así mismo la exposición o consumo de metales nocivos para la salud puede llevar al ser humano a escenarios catastróficos.



A pesar de saber que esto puede pasar existe el riesgo a consumirlos o estar expuestos a ellos, pero ¿Qué pasa cuando el consumo se hace sin pensar en las consecuencias? .


Este consumo se debe a que estos metales se encuentran presentes durante el proceso de la producción del vaporen el vaping, es decir, para lograr esta producción se utilizan componentes para calentar líquidos, los cuales están hechos de metales dañinos para el ser humano; los metales presentes en este proceso son el níquel, cromo,cadmio y plomo.Los metales pesados en el vaping son capaces de causar diversas afectaciones y enfermedades en el organismo veamos entonces qué daños puede ocasionar el consumo de estos metales en el cuerpo humano; el consumo de níquel puede traer como consecuencia bronquitis crónica, afectación en la función pulmonar, tipos de cáncer en los pulmones y senos nasales.


Por su parte el consumo de cromo causa úlceras, afectaciones respiratorias, sensibilidad en sistema inmune, afectaciones en riñones, hígado, cáncer en pulmones.El cadmio una vez que entra en el cuerpo se acumula en los riñones ocasionando daño en su funcionamiento, fractura de huesos, afectaciones en fertilidad, en sistema nervioso, inmune y algunos tipos de cáncer. El plomo puede ocasionar afectaciones en el cerebro, en el sistema nervioso, trastornos mentales, de comportamiento, daños en riñones, en reproducción, irritabilidad, convulsiones, incluso la muerte.


Los metales pesados en el vaping que se consumen no se eliminan del cuerpo en su totalidad, la mejor manera de cuidarse de ellos es evitar su consumo, y ¿cómo lograrlo? Haciendo conciencia de que el vaping no es una alternativa saludable para dejar de fumar, es sólo un engaño para hacernos creer que pronto el vicio quedará atrás y que tiene las mismas consecuencias que consumir cigarros reales.


Decídete de una vez a dejar de fumar y dedícate más tiempo para disfrutar y aprovechar lo que consideras más importante. Recuerda que estamos para apoyarte.

3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo