Vaping y el embarazo

Actualizado: ene 11

Planificar una familia es un cambio muy significativo en la vida de las personas, es el inicio de nuevas rutinas, nuevos objetivos, nuevas metas que se trazan para conseguir el bien familiar. Pero ¿qué pasa cuando en el camino por conseguir una familia aparece el mal hábito de fumar durante el embarazo? Pasa que se vuelve un obstáculo en primer lugar para la salud de la madre, ella trae consigo riesgos de padecer enfermedades relacionadas con esta práctica como diferentes tipos de cáncer, problemas respiratorios, cardiovasculares, etc.


En segundo lugar, se vuelve también un obstáculo para la salud del bebé que viene en camino, podría nacer de un tamaño menor al promedio, nacer prematuramente, con defectos en su cuerpo, presentar problemas para alimentarse, problemas en audición y vista, así como también presentar cierta adicción al tabaco.


La recomendación inicial para que la madre y bebé estén sanos es dejar de fumar, esto representa una gran dificultad para la madre que es adicta a la nicotina por lo que se siente ansiosa y desesperada por no poder consumir por lo menos un cigarro.

Últimamente se ha popularizado la idea de que el vaping y el embarazo van de la mano como alternativa para dejar de fumar, para contrarrestar los efectos de dejar de hacerlo mientras pasan los 9 meses de embarazo.



Se cree que el vaping no representa riesgos fatales para la salud tanto de la madre como del bebé, al supuestamente no ingerir nicotina no se corre el riesgo de que el embrión presente problemas durante los nueve meses de gestación.


Con el vaping las mujeres embarazadas pueden llegar a pensar que cubren la necesidad de ingerir nicotina y al mismo tiempo evitan que algo suceda con el embrión.


Lo cual es totalmente erróneo, el vaping y el embarazo no van de la mano, las esencias que se utilizan para la práctica del vaping son sustancias químicas que al liberarse en el cuerpo de la madre llega directo al embrión, desencadenando riesgos en pulmones, alteración genética, falta de oxigenación, mal desarrollo cerebral, mal formación de alguna parte del cuerpo o la muerte.


Al practicar vaping durante el embarazo se están ocasionando daños severos a la madre y al feto, estos pueden ser evitados al tener información precisa de lo que en realidad contienen las sustancias de esta práctica y así dar paso a mejores condiciones para el bebé como una mejor oxigenación, un crecimiento adecuado, gestación en el tiempo indicado.


No pruebes falsas alternativas para dejar de fumar sólo durante nueve meses, recuerda el vaping y embarazo no son compatibles en ningún escenario; busca un método para dejar el cigarro no sólo por un tiempo sino dejarlo por completo y tener una mejor calidad de vida por el bienestar propio y del bebé. Decídete a dejar de fumar y recuerda que estamos para apoyarte en lo que necesites.

2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo